Sigrid Herbosch

Sigrid Herbosch, Troax BV

Damos seguridad – Todos los días

Sigrid Herbosch trabaja en la coordinación de ventas internas en Bélgica. También es responsable del marketing de Troax en el Benelux. Es decir, que su trabajo es conseguir que la vida de las personas sea más segura cada día. Es una de las principales razones por las que lleva más de una década en Troax. Y lo que le queda. 

«Damos seguridad a la gente todos los días y esto te hace sentirte muy bien».

El trabajo de Sigrid en Troax ha ido cambiando con los años. Cuando empezó no tenía intención de quedarse mucho tiempo. En realidad no quería quedarse. Más de diez años después, Sigrid conserva todo su entusiasmo por trabajar con el primer fabricante mundial de paneles de seguridad, a pesar de que no es lo que había estudiado. 

«En realidad soy diseñadora gráfica y de interiores, pero al cabo de tantos años sigue encantándome este trabajo y no lo cambiaría. Tengo compañeros que llevan diez, veinte o hasta treinta años en la empresa. No es raro que vuelvan al poco tiempo de haberse marchado».

«Con el paso de los años mi trabajo ha cambiado muchísimo. Como Troax cambia y crece constantemente, es lógico que surjan nuevas oportunidades. Es algo que yo agradezco mucho, de verdad. También me gusta trabajar en una buena empresa como esta, que me traten tan bien y que me ofrezcan tantas oportunidades.» 

Tareas muy variadas

Sigrid entró a trabajar en Troax en 2007. Al principio estuvo en servicios internos. 

«Pero en Troax hay muchas formas de hacer tareas distintas y de progresar dentro de la empresa. Hoy me ocupo de infinidad de cosas. Hago el seguimiento de los procesos y me aseguro de que todo marche bien. Soy la encargada de SuperOffice y de otros programas, así que tengo que comprobar que todo está bien integrado y que el conjunto funciona. En la oficina de Bélgica somos cinco, es decir, que es inevitable tener que hacer muchas cosas distintas, algo que no ocurre en oficinas más grandes, con más personal y más puestos».

La importancia de creer en lo que haces

Sigrid dice que ha aprendido mucho en cuanto a su capacidad profesional, pero también como persona.

«Me ocupo de cosas muy diversas. Casi diría que he aprendido a ser polivalente y a moverme de distintas formas en los distintos mercados. Así he podido mejorar mucho en muchos sentidos». 

Para Sigrid es fundamental creer de verdad en los productos que vende.

«Tenemos unos productos de los que podemos estar orgullosos. Si tuviera que vender un producto que no me convence, del que no me fío, indudablemente las ventas se resentirían. Pero aquí sé que los productos son los mejores del mercado. Eso es muy bueno».